Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Se ha publicado recientemente la versión en castellano de la comunicación de la Comisión Europea que aclara las dudas que se han venido generando sobre la información de alérgenos y sustancias que producen intolerancias exigidas por el Reglamento 1169/2011.

En dicho reglamento se establecen los requisitos en materia de etiquetado de alérgenos, haciendo hincapié en aquellos que son nuevos respecto de la antigua Directiva 200/13/CE. El conjunto de sustancias susceptibles de causar algún tipo de reacción quedan recogidas en el Anexo II, y la exigencia radica en que se facilite siempre la información sobre la presencia de las mismas en alimentos, especialmente en alimentos no envasados, pero también para los envasados.

Para los alimentos envasados se han especificado:

  • Actuaciones cuando el alimento lleve una lista de ingredientes
  • Actuaciones en caso de que no exista lista de ingredientes
  • Etiquetado de derivados del mismo alérgeno
  • Exenciones

Asimismo, y sin perjuicio de disposiciones concretas, se anula la posibilidad de repetir de manera voluntaria la información sobre alérgenos al margen de la lista de ingredientes y la inclusión de la palabra “contiene” seguida del nombre de la sustancia.

En relación a los alimentos no envasados, el reglamento establece que los Estados miembros son competentes para adoptar disposiciones nacionales sobre los medios a través de los que se informe sobre la presencia de dichas sustancias. En principio se están autorizando diversos tipos: etiquetas u otro material de acompañamiento, comunicación oral verificable, etc. En caso de no haber medida nacionales, son aplicables las medidas de los alimentos no envasados.

Publicado en Seguridad alimentaria