Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Lunes, 05 Junio 2017 14:57

LOS BOSQUES Y EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

Últimamente sale mucho el tema en conversaciones triviales del calor que hace y lo poco que ha llovido este año en Galicia, cuando estamos acostumbrados a que sea precisamente al contrario. Y la verdad es que es así, pero no hay que considerarlo como un tema trivial y debería dársele la importancia que se merece.


Por todos es bien conocido el calentamiento global en el que se encuentra inmerso el planeta en la actualidad. Desde hace años se tiene constancia de que las temperaturas están aumentando debido a la acción del ser humano y no es sólo un ciclo natural de fluctuaciones climáticas. El uso descontrolado de combustibles fósiles (carbón, petróleo,…) causa elevadas emisiones de dióxido de carbono (CO2), que produce el conocido efecto invernadero. Pero, además de la emisión de gases, los niveles de CO2 se han incrementado debido a la deforestación de bosques en todo el mundo.


Las masas forestales juegan un papel muy importante a la hora de tomar medidas frente al efecto invernadero, ya que actúan como sumideros de CO2 pero además ofrecen otra serie de ventajas como pueden ser: protección frente a la erosión, control del ciclo hídrico, conservación de la biodiversidad,…


Por todo esto, es fundamental la conservación de los bosques evitando una deforestación descontrolada y adaptándola al aumento general de las temperaturas en el que nos encontramos, para adelantarse al impacto previsible que éste causa:

  • La pérdida de vegetación conlleva a una mayor evaporación, por lo que se reduce la disponibilidad hídrica.
  • Esta pérdida de masas forestales también produce una mayor erosión, por lo que disminuye la capacidad de infiltración y las avenidas causadas por la lluvia se hacen más torrenciales.
  • Los incendios forestales son más virulentos debido al menor nivel de humedad en el suelo y en el ambiente, así como a las mayores temperaturas.
  • Aparecen nuevas plagas y enfermedades en las masas forestales, ya que el clima, las temperaturas y las precipitaciones afectan en gran medida al desarrollo, reproducción y supervivencia de los organismos que las producen.
  • Se producen cambios en la época de floración y renovación de las hojas causados por la pérdida de las estaciones y condiciones climáticas más extremas.

803

En este sentido, la gestión forestal sostenible es acorde con la mitigación del cambio climático ya que gracias a ella las explotaciones forestales pueden adaptarse a las circunstancias cambiantes, por lo que deberá fomentarse en la medida de lo posible. Los gestores forestales deberán incorporar el cambio climático en su planificación y, por lo tanto, ajustar sus prácticas de gestión a fin de reducir la vulnerabilidad y facilitar la adaptación al aumento de la temperatura media mundial y las condiciones climáticas extremas.


Como conclusión destacar que es necesario tener en cuenta la importancia de los bosques a la hora de luchar contra el cambio climático, no solo a nivel gubernamental, orientando las políticas de ordenación forestal que logren adaptar de las masas forestales a la climática actual y futura, así como medidas para disminuir los niveles de dióxido de carbono, sino también a nivel particular llevando a cabo todo lo que esté en nuestras manos para no comprometer la supervivencia de generaciones futuras.

Fuente:

 

Visto 462 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 08:15
Más en esta categoría: Gestión forestal sostenible »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.